27 jun. 2011

Camellos

Seguro que en un rato los marinos abandonan a este pobre viejo barco en altamar. Que salen de un puerto desconocido repleto de piratas, resaca matinal . Y cuando este viejo barco se hunda  miraré hacia los costados nadie, nada que amarrar. Y suelo tocar fondo, salir a flote y salir a buscar. Me gusta caminar por el desierto, quemarme con el fuego de aquel último adiós y ver como la arena con el viento preparan mi camino hacia la extremaunción. Poner en la balanza la fe y la esperanza de que alguien va a venirnos a ayudar. Llegaron los camellos y brindaré con ellos una vez más. Seguro que en un rato los marinos abandonan a este pobre viejo barco en altamar que salen de un puerto desconocido repleto de piratas, resaca matinal. Y cuando este viejo barco se hunda miraré hacia los costados nadie, nada que amarrar Llegaron los camellos y brindaré con ellos una vez más. No me dejes solo y roto caminando por ahí en un mundo donde nada me hace feliz no, no me dejes nene, no no me dejes nunca por favor

No hay comentarios.: