21 sep. 2011


Y hoy me encuentro en una viga donde dar un paso en falso es una caída, un tropezón más en mi lista de aprendizajes. Caminar contando cada uno de los pasos no se si sirve, pero ayuda. Ayuda a ser más precavidos con nuestras desiciones. Siempre existe ese lado que nos dice que no constantemente, y ese que dice que si, que queremos progresar, pensar en nuestro futuro y ahí llega el momento de decidir entre sí o no.

2 comentarios:

Maca dijo...

me encanta, me encanta!

Pau dijo...

Wow, maravillosas palabras♥