6 oct. 2011

De a poquito me quiebro, me quiebro despacito y voy armando las piezas del rompecabezas que es mi cabeza. Voy quitandome la benda de los ojos y voy desconfiando de a poco en las personas, voy descubriendo en quien confiar y a quien darle mi mano. Voy tapandome los oídos para no escuchar las mentiras que no quiero oír pero sin embargo se que estan ahí y que no paran de girar a mi alrededor para que me quite las manos de mis orejas y que entren para que las escuche. ¿Por qué no las quiero escuchar? ¿Quiero quedarme ciega, sorda y muda con respecto al amor? No quiero que se rían en mi cara, no quiero sufrir, solo quiero ser felíz como lo fui aunque aveces me pongo a pensar ¿Era felíz? O simplemente fue una mentira más...No se como hacerle entrar a mi cabeza que lo que pienso que me está haciendo felíz es lo que me está lastimando más y que si sigo asi va a ser peor para mí.

1 comentario:

Pau dijo...

Me pasa :/ Es que a veces, es tan difícil aceptarlo.. Aveces confundimos felicidad con costumbre, y no nos damos cuenta que ser feliz no consiste en tener todo en orden y perfecto; evitamos esa piedra en el zapato, caminamos con ella aunque duela, ¿Total? Los zapatos son hermosos, me sientan bien.. Pero, a la larga o a la corta, esa piedrita se formará una gran molestia en nuestros pies, y nos dificultará caminar, entonces.. Es mejor darse cuenta y deshacerse de la piedrita antes de que sea un gran problema..
Creo que me fui un poco de tema, jaja. En fin, me encantó el texto♥ Sé muy feliz, un abrazo :)