20 oct. 2011

Me despierto justo cansado un sueño del desprecio bruto que filtra esta humanidad. Las miradas frías también me pueden vaciar. Se respira hielo, de pronto puedo quebrar. Una ola de deber llega siempre hasta mis orillas y el dolor lava mis pies o se escurre entre tus rejillas... Y si vos te vas me siento tan poca cosa pero cuando estás me pierdo en esa obscura nebulosa, bronca derramada escondida bajo el mantel, no se dice nada y se miente tanto después. Esa copa volcada una mancha puede traer que se fundan las ganas yque el mundo gire al revés. Me despierta el susto del sueño que no soñé tu desprecio es bruto, veneno de humanidad.


No hay comentarios.: