9 nov. 2011

Es el invierno, la ventana y tu carita de reventado, disfrutamos madrugadas, bukowsky y chinos y carcajadas. Pero no me importa, no me arrepiento de haber perdido la libertad. Si lo que viene después te  asusta mejor te canto lo que te gusta. Y si volvemos al pasado te pido tu corazón prestado pero no me importa no me arrepiento de que me guste la noche. La noche empieza y no va a poder parar porque hace tiempo que no quiere llorar“La cocaína seca las lágrimas” y es el combustible de mi ciudad. Yo te cantaba Lunita de Tucumán para que duela menos cada día más. Si esta locura nos hizo comprender que la alegría no supo consolar dejá que lloren tus ojos, corazón que tu tristeza es el sol de mi ciudad y esta violencia, regalo de mi papá me está doliendo mucho cada día más. Yo quiero verte perfumadito con tu boquita pintada que me llene de alegría, que se apague mi dolor y los efectos que nunca siento son los rebotes del viento que atrapa sueños. Que se apague mi dolor !


 Lunita de Tucumán, Tan Biónica

No hay comentarios.: