7 mar. 2011

El vaso medio lleno

Está demostrado que si a una persona que se siente bien, que pasa por un momento de placer y de alegría se le pregunta: ¿Qué está pasando en este momento? expresa pensamientos positivos. Los sentimientos y los pensamientos son coherentes, tienen una misma naturaleza. De manera que una forma lógica de fomentar el temperamento positivo es tratando de hacer día a día, lo que nos gusta. Cosas sencillas como hablar con otras personas, reunirnos con amigos, hacer ejercicios fisicos y reservar espacios de espiritualidad (que no tienen porque interpretarse como sinónimo de ceremonia religiosa). Por último, hay un tipo de reflejo que llamo pensamiento automático y que tiende a confundir la vida personal con todo lo negativo que se ve en la televisión y lo que se lee en las noticias. Por eso, otra forma de fomentar el optimismo es reflexionar: ¿Que busco yo insistiendo con que la vida es un desastre?

No hay comentarios.: