25 nov. 2011

Y esa sensación de volar cuando estás corriendo? De buscar la pelota y sentir que tocás el cielo? El placer de dar todo por tu equipo, competir y ganar es la mejor sensación que pude tener. Conocer y amar este deporte fue parte de mi vida, y aún lo sigue siendo. Esas ganas de llorar cuando sentís que perdiste y no es solo partido, si no la ilucion, las ganas de festejar, sentís que perder se lo llevó todo, pero sin embargo no es un fracaso, es ganas de seguir perfeccionándose para ser mejores, ganas de ganar el proximo partido y gritar bien fuerte cada tanto que el equio hace, chocar la mano con mi compañero, dar lo mejor. El chaz de la red cuando baja la pelota es como un suspiro de mi naríz, que necesito para vivir. Eso es el basket para mí, es vida, es pasión, juego, equipo, ganar, perder, nunca fracasar, aprender, valorar, crecer... Es TODO, con el basket aprendí muchisimas cosas y es mi pasión. Esto nunca se termina, por más que ya no pueda competir no termina, voy a seguir practicando y jugando en la canchita del barrio para no olvidar jamás esos hermosos tiempos. El basket es mi vida 



No hay comentarios.: