14 dic. 2011




Yo; pase lo que pase, estoy con vos, para siempre! Tenés a tu lado a una persona que por más problemas que tenga y te haga sufrir sin alguna explicación te ama, por más dificultades que tengamos superamos cada adversidad, por favor no bajes los brazos! Siempre estaré a tu lado, haciendo lo que pueda, aconsejandote, mimandote, abrazandote si no necesitas ninguna palabra, mi presencia es única para vos en ese momento.
Valorar la vida que uno tiene vale más que cualquier cosa, es tentador saber que puede haber más allá, después de la muerte. ¿Pero para qué adelantarse? Si a todos nos llega en su momento. Hacerse daño a uno mismo es debilidad, sinónimo de que no somos capaces ni de llegar a ver nuestra propia felicidad, ni de tratar de alcanzarla. ¿Eso querés para vos? Una vida sin sentido, sin valores, sin alegrías ni metas ni nada? Es el momento de ponerse en pie, demostrarle a los demás que vos y yo podemos levantarnos y no dejarnos pisar nunca más. Es el momento para descubrir nuestros propios límites, dedicarnos a buscar la felicidad...

No hay comentarios.: